Treinta y dos detenciones entre Ceuta, Algeciras y Costa del Sol por robar droga a otros grupos para su venta

Treinta y dos detenciones entre Ceuta, Algeciras y Costa del Sol por robar droga a otros grupos para su venta

CEUTA. En una operación conjunta entre Guardia Civil y Policía Nacional se ha desarticulado una organización dedicada al robo de droga a otros grupos, para distribuirla y venderla posteriormente en España, en la que han sido detenidas 32 personas entre Ceuta, Algeciras, Fuengirola, Mijas y Manilva.

La intervención se ha saldado con la incautación de 1.227 kilos de hachís (más de una tonelada), 20.000 euros en metálico, billetes de 500 euros falsificados, efectos procedentes de robos, una pistola con tres cargadores y numerosa munición, documentación falsa, cuatro vehículos (entre los que se encuentran los utilizados para realizar los ‘vuelcos’) y abundante material para la comisión de delitos, y han quedado desmantelados cuatro puntos de venta de droga en las citadas localidades de la provincia de Málaga y en Algeciras.
Cada uno de los detenidos realizaban una función concreta dentro de la organización, con cometidos perfectamente jerarquizados y estructurados. Cuando tenían conocimiento de la ubicación de grandes cantidades de droga ideaban un plan para contemplar las rutas de escape, las medidas de autoprotección contra otros grupos y las medidas de contravigilancia para evitar ser detectados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
La banda desarticulada tenía varios ‘modus operandi’ dependiendo de si la droga se hallaba oculta en una vivienda o estaba siendo trasladada por carretera por miembros de una organización. Si el traslado se hacía por carretera, los ladrones tendían emboscadas –normalmente utilizando los peajes de autopistas- situando un vehículo justo delante del que transportaba la droga y otro detrás, aprovechando el momento de disminuir la velocidad en la cabina del peaje para, desde el coche de atrás, abordarles y sustraerles la mercancía. Durante el abordaje utilizaban armas de fuego para intimidar a los miembros del grupo transportador e, incluso, en algunos casos agredieron con palizas a los conductores.
La droga robada era dividida y escondida en viviendas alquiladas por los miembros de la banda, donde quedaba oculta hasta su traslado en dobles fondos practicados en vehículos.

Es la segunda fase de una operación iniciada en marzo

La operación de las fuerzas de seguridad se ha realizado en dos fases, en la primera, llevada a cabo el pasado mes de marzo, los agentes detuvieron al núcleo de la banda, que estaba dedicado a los robos en viviendas, poniendo fin a la intensa actividad delictiva que realizaban los malhechores. Con estas intervenciones quedaron esclarecidos 40 robos cometidos en Estepona, Marbella, Mijas y Fuengirola (todas localidades de la provincia de Málaga).
En la segunda fase se logra la completa desarticulación de la organización compuesta por 38 individuos de nacionalidades marroquí, belga, argelina y española. Entre los últimos detenidos se encuentran también los encargados de trasladar los efectos robados en las viviendas malagueñas a Argelia y Marruecos para su venta, acción que realizaban a través de los puertos de Tarija y Alicante.